Vacunas para Chile

Quienes reciban una vacuna contra el COVID-19 desarrollarán anticuerpos o defensas frente al coronavirus que provoca la enfermedad COVID-19. La vacunación busca que el sistema inmune de las personas tenga cómo defenderse ante un eventual contagio con el virus.

Las personas que se vacunen podrían no enfermar o desarrollar cuadros menos graves de COVID-19 y evitar la hospitalización en unidades de cuidados intensivos.

La recomendación del Consejo Asesor de Vacunas e Inmunizaciones (CAVEI) del Ministerio de Salud es la de vacunar del orden de 15 millones de chilenos y chilenas.

El Plan de Vacunación abarca desde antes que se inicie la vacunación hasta después que se logró la meta de vacunación. Considera desde la adquisición de las vacunas, pasando por el almacenamiento y distribución, hasta la inoculación, registro y seguimiento.

Como se ha señalado será gratuito, voluntario y gradual. El Plan de Vacunación del PNI (Programa Nacional de Inmunizaciones) sobre la base de las recomendaciones del Consejo Asesor de Vacunas e Inmunizaciones (CAVEI) del Ministerio de Salud define, dentro del universo a personas a vacunar, los grupos objetivos y la prioridad de acceso a la vacuna, según el mayor o menor riesgo, de los grupos objetivos de vacunación.

El orden de vacunación se define sobre la base de las recomendaciones del Consejo Asesor de Vacunas e Inmunizaciones (CAVEI) del Ministerio de Salud.

Este organismo define los grupos objetivos considerando el mayor o menor riesgo de exponerse al virus (personal de salud de unidades de cuidados intensivos de pacientes COVID) y la posibilidad de generar cuadros graves de la enfermedad (adultos mayores). Otra variable son personas que realicen funciones esenciales para la sociedad.

Se está trabajando arduamente en todos los aspectos que involucra el proceso de vacunación de urgencia en el país. Si bien no se puede dar una fecha exacta para que toda la población que lo necesite esté vacunada, se espera que un gran porcentaje lo esté para fines del primer semestre 2021.

Habrá vacunas para todas las personas que estén dentro de la población objetivo. Todas las vacunas no llegarán a Chile al mismo tiempo ni se distribuirá a todas las localidades en un mismo momento. Habrá un calendario de vacunación público y conocido.

La vacuna es voluntaria y es altamente recomendable inocularse.

Las personas que no se vacunen se privan de la posibilidad de adquirir defensas y estar más protegidos en caso de contagiarse y desarrollar la enfermedad.

Sí, la vacuna será gratis para todos los grupos definidos como prioritarios.

El objetivo de la vacunación es lograr un efecto de rebaño, para que eso se logre, necesitamos que el 80% de la población se vacune.

Las vacunas no llegarán todas al mismo tiempo. Se tendrá las primeras dosis durante la semana del 21 de diciembre. Dentro del primer trimestre del próximo año, arribarán más de un millón 350 mil dosis, y así se irán sumando nuevas partidas durante los meses siguientes.

Sí. El sistema público de salud, el PNI, la Central Nacional de Abastecimiento, y los centros de salud de la red, cuentan con todas las condiciones para asegurar el buen almacenamiento y aplicación de las vacunas. A su vez se efectuaron las inversiones para reforzar esa capacidad ante esta contingencia.

Esta pregunta es recurrente y debe ser de las más importantes que se hacen los científicos cuando comienzan a diseñar y a probar una nueva vacuna o tratamiento.

Las pruebas de seguridad comienzan en el laboratorio, con ensayos e investigación en células y animales, antes de pasar a los estudios en humanos. El procedimiento comienza de a poco y solo pasa a la siguiente etapa de prueba si no hay problemas de seguridad pendientes. Si los datos de seguridad de los laboratorios son buenos, los científicos pueden verificar que la vacuna o el tratamiento son efectivos.

Eso significa realizar pruebas en un gran número de voluntarios, en general sobre 30 o 40 mil. En los ensayos, a la mitad de las personas se les administra la vacuna y a la otra mitad una inyección simulada o de placebo.

Para evitar sesgos, ni a los investigadores ni a los participantes se les dice a qué grupo de esos pertenecen hasta que se hayan analizado los resultados. Todo el trabajo y los hallazgos se revisan y verifican de forma independiente.

Los ensayos de la vacuna de Covid-19 se han realizado con mayor velocidad, pero no se han saltado ninguno de estos pasos. Todo este proceso hace que una vacuna sea segura, y antes de aprobarse pasa por agencias de certificación internacional, tales como la FDA, EMA o ANVISA, entre otras.

Las vacunas son aprobadas por distintas agencias internacionales que certifican su seguridad y eficacia, asimismo cuentan con el apoyo de la comunidad científica internacional.

Así es, por ahora existen contraindicaciones para personas con algunas enfermedades base, sin embargo, mientras se avance en el desarrollo de los ensayos clínicos de las diferentes vacunas, estas personas podrían ser sujeto de vacunarse.

En general las vacunas no son 100% efectivas, y con estas vacunas es un tema que aún no se ha respondido en círculos científicos, dado eso, es importante mantener todas las medidas de resguardo, uso de mascarilla, lavado de manos con agua y jabón, distanciamiento físico, entre otras.

Depende del tipo de vacuna, algunas exigen dos dosis, otras una.

Depende del tipo de vacuna, en general, entre 15 y 20 días, pero puede ser hasta 56 días.

Si la vacuna requiere dos dosis y las personas no completan ese proceso, la vacuna no tendrá el efecto esperado.

Próximamente, se informarán quiénes son los grupos específicos y los lugares de vacunación.

Varios países ya empezaron sus procesos de vacunación, entre ellos, Estados Unidos, Reino Unido, Canadá y China.

Por ahora, empezaremos a utilizar la vacuna de Pfizer, y en la medida que otras vacunas alcancen su certificación internacional y sean validadas por el ISP en Chile, podremos empezar la inoculación con ellas.

Las vacunas son aprobadas por distintas agencias internacionales que certifican su seguridad y eficacia, asimismo cuentan con el apoyo de la comunidad científica internacional.

No.

La duración de la respuesta inmune y la protección que confiere cada vacuna es algo que continúa en estudio por cada laboratorio.

Las medidas de autocuidado se deben mantener para todos, el uso de mascarilla, el lavado de manos con agua y jabón, el distanciamiento físico, entre otros.