Vacunas para Chile

Sobre el calendario de vacunación Covid-19

En relación al día que les toque vacunarse, las personas pueden acercarse a los centros de atención primaria de su comuna. Estarán disponibles consultorios públicos y privados con convenio con Minsal.

Sí, las dosis de vacuna COVID-19 están aseguradas para todas las personas que forman parte de grupos objetivo de vacunar.

Personas entre 18 y 59 años que presenten:

  • Enfermedad pulmonar crónica (asma bronquial, EPOC, fibrosis quística, fibrosis pulmonar de cualquier causa, Tuberculosis en tratamiento).
  • Enfermedad neurológica (neuromusculares congénitas o adquiridas, que determinan trastornos de la deglución o del manejo de secreciones respiratorias, epilepsia refractaria a tratamiento).
  • Enfermedad renal crónica (insuficiencia renal en etapa 4 o mayor, diálisis).
  • Enfermedad hepática crónica (cirrosis, hepatitis crónica, hepatopatías).
  • Enfermedades metabólicas (diabetes mellitus, enfermedades congénitas del metabolismo).
  • Cardiopatías (congénitas, reumática, isquémica y miocardiopatías de cualquier causa).
  • Hipertensión arterial en tratamiento farmacológico.
  • Obesidad (IMC ≥ 30 en adultos y en adolescentes IMC > +2 DE).
  • Enfermedad autoinmune (lupus, escleroderma, artritis reumatoide, enfermedad de Crohn, y otras).
  • Cáncer en tratamiento con radioterapia, quimioterapia, terapias hormonales o medidas paliativas de cualquier tipo.
  • Inmunodeficiencias (congénitas o adquiridas, incluye trasplantes y personas viviendo con VIH).
  • Enfermedad mental grave (esquizofrenia y trastorno bipolar).

La OMS indica que el embarazo pone a las mujeres en mayor riesgo de COVID-19 grave, no obstante, aun cuando hay muy pocos datos disponibles para evaluar la seguridad del uso de vacunas contra SARS-CoV-2 durante este período, señala que no tendrían ninguna razón para creer que habrá riesgos específicos que superarían los beneficios de la vacunación para las mujeres embarazadas.

En relación con esto, según el CDC, existen datos limitados sobre la seguridad de las vacunas contra SARS-CoV-2 en embarazadas. Sin embargo, basado en el funcionamiento de las vacunas, los expertos creen que es poco probable que representen un riesgo específico para las embarazadas. Las vacunas de ARNm, no contienen virus, por lo tanto, no pueden transmitir el SARS-CoV-2, además, no interactúan con el ADN de una persona ni provocan cambios genéticos ya que el ARNm no ingresa al núcleo de la célula.

Los estudios preclínicos, en animales de laboratorio que recibieron vacuna de Moderna, Pfizer-BioNTech o Janssen de Johnson & Johnson antes o durante el embarazo, no detectaron problemas de seguridad. Actualmente, están en marcha o están planificados ensayos clínicos para analizar seguridad y efectividad de las vacunas COVID-19 en mujeres embarazadas. Además, los laboratorios fabricantes de vacunas están monitoreando los datos de las personas de los ensayos clínicos que recibieron vacuna y posteriormente se embarazaron.

Las personas con inmunodeficiencias congénitas o adquiridas y las personas viviendo con VIH sí se pueden vacunar.

Las vacunas contraindicadas en trasplantados e inmunosuprimidos en general, son las que contienen virus vivos atenuados. Las vacunas COVID-19 autorizadas para uso en emergencia en Chile (de Pfizer/BioNTech, Sinovac y AstraZeneca/Oxford) no contienen virus vivos atenuados, por lo que sí pueden ser administradas en personas trasplantadas e inmunosuprimidos.

Sí, puede vacunarse, así como el resto de las personas que padecen enfermedades crónicas priorizadas en la vacunación contra COVID-19.

Las vacunas contra el COVID-19 no se deben administrar a personas con antecedentes conocidos de alergia aguda grave (anafilaxia). Ante cualquier duda, consulte con su médico tratante sobre las opciones de vacunación.

Al igual que todos los años, se seguirá la estrategia del Plan Nacional de Inmunizaciones, y se les irá a vacunar a domicilio. Los municipios cuentan con el catastro de personas postradas y coordinarán la vacunación directamente con los Cesfam, como lo han hecho siempre.

En el caso de que necesite asistencia, puede ir acompañado a vacunarse. Se recomienda que no sea por más de una persona.

La vacunación produce anticuerpos después de la segunda dosis. Por lo mismo, es importante mantener los protocolos sanitarios respecto al lavado constante de manos, uso de mascarillas y el distanciamiento social.

Se puede vacunar, en la fecha que el calendario del plan de vacunación COVID-19 le indique.

No mientras esté en cuarentena. Sí puede vacunarse contra COVID-19 una vez terminada su cuarentena.

La segunda dosis es 28 días después de la primera. De todas formas, las vacunas se registran en el Registro Nacional de Inmunizaciones (RNI), por lo que se sabrá en qué fecha se vacunó y cuándo le corresponde recibir la segunda dosis, la que puede administrarse en un lugar distinto a la de la primera dosis.

No necesariamente. Siguiendo las instrucciones del calendario de vacunación, cuando llegue la fecha correspondiente a la segunda dosis, debe dirigirse al vacunatorio más cercano.

Sí, puede ir en otra fecha. Sin embargo, se aconseja que las personas privilegien las fechas que les corresponden para evitar aglomeraciones en los vacunatorios.

Después de 2 semanas de la aplicación de la segunda dosis.

Sí, podrá vacunarse. Debe esperar al menos 14 días entre el término de su vacunación COVID-19 y la vacunación Influenza, o al revés, si primero se vacuna contra Influenza, debe esperar 14 días para iniciar su vacunación contra COVID-19.

Sí. El procedimiento es gratuito y voluntario y todas las personas a quienes les corresponda vacunarse —ya tengan isapre, Fonasa o ninguna previsión— lo pueden hacer en los centros vacunatorios habilitados en su comuna.

Sí, puede vacunarse en una clínica privada si esta mantiene un convenio con el Ministerio de Salud.

Actualmente, son dos las dosis recomendadas para las vacunas COVID-19 autorizadas para uso en Chile, que a la fecha son las vacunas de Pfizer/BioNTech, Sinovac y AstraZeneca/Oxford.

Sí. El esquema de vacunación debe consistir en dos dosis de la misma vacuna COVID-19. Es decir, si su primera dosis fue de la vacuna COVID-19 de Pfizer/BioNTech, su segunda dosis debe ser de Pfizer/BioNTech. El mismo sentido aplica para la vacuna COVID-19 de Sinovac y de AstraZeneca/Oxford.

Si se encuentran fuera de la comuna de residencia, pueden vacunarse en el centro de atención primaria más cercano al lugar en donde está vacacionando.

Las personas que viven en comunas en cuarentena no necesitarán permiso para ir a vacunarse, solo deben mostrar su cédula de identidad.

Los profesionales de la salud, incluidos aquellos del sector privado y particulares, forman parte de un grupo priorizado de vacunar contra SARS-CoV-2. Podrán vacunarse en CESFAM, hospitales y clínicas que tengan vacunatorios en convenio con el Ministerio de Salud.

En la Administración del Estado se vacunarán a las personas que realizan labores necesarias para mantener el funcionamiento básico de la institución correspondiente en los 23 ministerios, en el Poder Judicial, en el Poder Legislativo y en los Gobiernos Regionales.

Personal que desarrolla funciones esenciales en FONASA, ISAPRES, IPS, AFP, Registro Civil, ChileAtiende, Compín, BancoEstado, Cajas de compensación, SAG, Aeropuertos, Terminales de buses, puertos, fiscalizadores de SEREMI de Salud y el personal que atiende a público en farmacias comunitarias (comunales y privadas).

El calendario oficial de vacunación es de lunes a viernes, pero depende de cada municipio si tiene la voluntad y posibilidad de atender también los fines de semana. Lo ideal eso sí es que se respete la priorización de los grupos objetivos, en razón a edades, cronicidad y funciones críticas.

Sobre la vacuna CoronaVac del laboratorio Sinovac

Descarga la Ficha Informativa del ISP

Esta es una vacuna con virus inactivado, derivada del coronavirus.

Funciona mediante el uso de partículas virales muertas para exponer al sistema inmunológico al Covid-19 sin riesgo de una enfermedad grave.

Esta vacuna incluye los siguientes componentes:

  • Principio activo: Virión SARS-CoV-2 inactivado
  • Excipientes: hidróxido de aluminio, fosfato de sodio dibásico, fosfato de sodio monobásico, cloruro de sodio, hidróxido de sodio y agua para inyectables. No contiene preservantes.

La vacuna de Sinovac ha demostrado un 100% de eficacia para impedir casos graves con necesidad de hospitalización, un 78% para casos leves, y un 50,4% en caso de síntomas muy leves sin necesidad de atención médica. Por otra parte, esta vacuna fue aprobada para personas mayores de 18 años.

Al igual que con muchos medicamentos y vacunas, existe el riesgo de eventos adversos, los que normalmente son leves y se resuelven de forma espontánea. Entre ellos están: dolor en el sitio de inyección, enrojecimiento de la piel o inflamación, dolor de cabeza, fatiga, náuseas, diarrea, reacción alérgica, fiebre, entre otros.

Las vacunas contra el COVID-19 no se deben administrar a personas con antecedentes conocidos de alergia aguda grave (anafilaxia). Ante cualquier duda, la recomendación es consultar con el médico tratante sobre las opciones de vacunación.

Preguntas Generales

Quienes reciban una vacuna contra el COVID-19 desarrollarán anticuerpos o defensas frente al coronavirus que provoca la enfermedad COVID-19. La vacunación busca que el sistema inmune de las personas tenga cómo defenderse ante un eventual contagio con el virus.

Las personas que se vacunen podrían no enfermar o desarrollar cuadros menos graves de COVID-19 y evitar la hospitalización en unidades de cuidados intensivos.

La recomendación del Consejo Asesor de Vacunas e Inmunizaciones (CAVEI) del Ministerio de Salud es la de vacunar del orden de 15 millones de chilenos y chilenas.

El Plan de Vacunación abarca desde antes que se inicie la vacunación hasta después que se logró la meta de vacunación. Considera desde la adquisición de las vacunas, pasando por el almacenamiento y distribución, hasta la inoculación, registro y seguimiento.

Como se ha señalado será gratuito, voluntario y gradual. El Plan de Vacunación del PNI (Programa Nacional de Inmunizaciones) sobre la base de las recomendaciones del Consejo Asesor de Vacunas e Inmunizaciones (CAVEI) del Ministerio de Salud define, dentro del universo a personas a vacunar, los grupos objetivos y la prioridad de acceso a la vacuna, según el mayor o menor riesgo, de los grupos objetivos de vacunación.

El orden de vacunación se define sobre la base de las recomendaciones del Consejo Asesor de Vacunas e Inmunizaciones (CAVEI) del Ministerio de Salud.

Este organismo define los grupos objetivos considerando el mayor o menor riesgo de exponerse al virus (personal de salud de unidades de cuidados intensivos de pacientes COVID) y la posibilidad de generar cuadros graves de la enfermedad (adultos mayores). Otra variable son personas que realicen funciones esenciales para la sociedad.

Se está trabajando arduamente en todos los aspectos que involucra el proceso de vacunación de urgencia en el país. Si bien no se puede dar una fecha exacta para que toda la población que lo necesite esté vacunada, se espera que un gran porcentaje lo esté para fines del primer semestre 2021.

Habrá vacunas para todas las personas que estén dentro de la población objetivo. Todas las vacunas no llegarán a Chile al mismo tiempo ni se distribuirá a todas las localidades en un mismo momento. Habrá un calendario de vacunación público y conocido.

La vacuna es voluntaria y es altamente recomendable inocularse.

Las personas que no se vacunen se privan de la posibilidad de adquirir defensas y estar más protegidos en caso de contagiarse y desarrollar la enfermedad.

Sí, la vacuna será gratis para todos los grupos definidos como prioritarios.

El objetivo de la vacunación es lograr un efecto de rebaño, para que eso se logre, necesitamos que el 80% de la población se vacune.

Las vacunas no llegarán todas al mismo tiempo. Se tendrá las primeras dosis durante la semana del 21 de diciembre. Dentro del primer trimestre del próximo año, arribarán más de un millón 350 mil dosis, y así se irán sumando nuevas partidas durante los meses siguientes.

Sí. El sistema público de salud, el PNI, la Central Nacional de Abastecimiento, y los centros de salud de la red, cuentan con todas las condiciones para asegurar el buen almacenamiento y aplicación de las vacunas. A su vez se efectuaron las inversiones para reforzar esa capacidad ante esta contingencia.

Esta pregunta es recurrente y debe ser de las más importantes que se hacen los científicos cuando comienzan a diseñar y a probar una nueva vacuna o tratamiento.

Las pruebas de seguridad comienzan en el laboratorio, con ensayos e investigación en células y animales, antes de pasar a los estudios en humanos. El procedimiento comienza de a poco y solo pasa a la siguiente etapa de prueba si no hay problemas de seguridad pendientes. Si los datos de seguridad de los laboratorios son buenos, los científicos pueden verificar que la vacuna o el tratamiento son efectivos.

Eso significa realizar pruebas en un gran número de voluntarios, en general sobre 30 o 40 mil. En los ensayos, a la mitad de las personas se les administra la vacuna y a la otra mitad una inyección simulada o de placebo.

Para evitar sesgos, ni a los investigadores ni a los participantes se les dice a qué grupo de esos pertenecen hasta que se hayan analizado los resultados. Todo el trabajo y los hallazgos se revisan y verifican de forma independiente.

Los ensayos de la vacuna de Covid-19 se han realizado con mayor velocidad, pero no se han saltado ninguno de estos pasos. Todo este proceso hace que una vacuna sea segura, y antes de aprobarse pasa por agencias de certificación internacional, tales como la FDA, EMA o ANVISA, entre otras.

Las vacunas son aprobadas por distintas agencias internacionales que certifican su seguridad y eficacia, asimismo cuentan con el apoyo de la comunidad científica internacional.

Así es, por ahora existen contraindicaciones para personas con algunas enfermedades base, sin embargo, mientras se avance en el desarrollo de los ensayos clínicos de las diferentes vacunas, estas personas podrían ser sujeto de vacunarse.

En general las vacunas no son 100% efectivas, y con estas vacunas es un tema que aún no se ha respondido en círculos científicos, dado eso, es importante mantener todas las medidas de resguardo, uso de mascarilla, lavado de manos con agua y jabón, distanciamiento físico, entre otras.

Depende del tipo de vacuna, algunas exigen dos dosis, otras una.

Depende del tipo de vacuna, en general, entre 15 y 20 días, pero puede ser hasta 56 días.

Si la vacuna requiere dos dosis y las personas no completan ese proceso, la vacuna no tendrá el efecto esperado.

Próximamente, se informarán quiénes son los grupos específicos y los lugares de vacunación.

Varios países ya empezaron sus procesos de vacunación, entre ellos, Estados Unidos, Reino Unido, Canadá y China.

El 16 de diciembre de 2020, el Instituto de Salud Pública aprobó el uso de la vacuna de Pfizer-BioNTech y el 20 de enero fue autorizado el uso de la vacuna CoronaVac del laboratorio Sinovac. En la medida que otras vacunas alcancen su certificación internacional y sean validadas por el ISP en Chile, podremos empezar la inoculación con ellas.

No.

La duración de la respuesta inmune y la protección que confiere cada vacuna es algo que continúa en estudio por cada laboratorio.

Las medidas de autocuidado se deben mantener para todos, el uso de mascarilla, el lavado de manos con agua y jabón, el distanciamiento físico, entre otros.