Plan Sequía - Cuidemos juntos el Agua

¿Cómo nos adaptamos?

El cuidado del agua es responsabilidad de todos, por lo que el ahorro y su correcto uso es una tarea que debemos enfrentar como sociedad.

Ciudadanos


  • Instale difusores. Son dispositivos que se colocan en las salidas de las llaves y que cambian la forma del flujo del agua. Con ellos se consigue que el agua se difumine y abarque un plano mayor y que por lo tanto, para lavar se emplee menos tiempo y presión, lo que supone un ahorro.
  • Use sistemas monomandos o termostática, ya que evitan goteos y ahorran agua.
  • Coloque un atomizador en la ducha. Es un pequeño “truco” que agrega aire al agua y da la impresión de aumentar el chorro con menor cantidad. Aprovechará mejor el agua reduciendo su consumo.



  • Prefiera la ducha siempre en lugar de la tina. Llenar la tina gasta unos 150 litros de agua más que los que se utilizan en una ducha corta.
  • Prefiera una ducha teléfono de bajo flujo.



  • Instale inodoros de bajo consumo y si tiene tradicionales intente cambiarlos, se ahorrarán hasta 10 litros por descarga.
  • Si su estanque es de modelo antiguo, introduzca una botella de un litro llena de agua y tire la cadena sólo cuando sea necesario. De esa manera ahorrará de 2 a 4 litros de agua cada vez que se tire la cadena.
  • No tire el papel higiénico o basura a la taza. Puede tapar los drenajes.
  • Evite fugas en el inodoro. Una fuga puede gastar 200.000 litros al año. Use colorante para comprobar que su inodoro no tiene pérdidas.



  • Enjuague y limpie su máquina de afeitar en un vaso o en un recipiente. No se afeite mientras se baña.
  • Sólo necesita un vaso para lavarse los dientes, con la mitad del agua se enjuaga la boca, con el agua restante limpie el cepillo.



  • Use dos baldes para limpiar vidrios y pisos: uno para lavar y el otro para enjuagar.
  • Guarde las servilletas de papel no demasiado sucias para quitar la grasa de un sartén antes de lavarlo, así se utilizará mucho menos jabón y agua para su limpieza.
  • Lave las verduras sobre un recipiente y guárdela para regar las plantas o accionar el inodoro.
  • No abra completamente el agua del lavaplatos, es innecesario.
  • Instale aireadores y reductores de caudal en las llaves.
  • Para beber agua fría, no deje correr la llave, se gastan hasta 12 litros de agua por minuto. Acostúmbrese a poner un jarro o una botella de agua en el refrigerador.
  • El agua utilizada para hervir huevos, se puede aprovechar para regar las plantas. Además le aportará los nutrientes procedentes de su cáscara.
  • El agua con que coció las verduras puede servir para preparar sopas.
  • No descongele los alimentos poniéndolos bajo el agua: sáquelos del congelador la noche antes.
  • No use agua corriente para arrastrar cáscaras o residuos por el drenaje, puede ponerlas en el tarro de la basura.
  • Lave los platos inmediatamente después de comer, de lo contrario la grasa se secará y necesitará más esfuerzo, detergente y agua para quitarla.
  • Si tiene un lavavajillas, sólo utilícelo cuando tenga suficiente loza que ocupe toda su capacidad.



  • Use la lavadora con carga completa. Puede ahorrar 80 litros.
  • Para evitar lavar dos o tres veces, antes del lavado refriegue a mano las partes muy sucias de las prendas.
  • Prefiera lavadoras de bajo consumo. Pueden ahorrar 12.000 litros al año.



  • Elija plantas que requieran menos agua.
  • Reducir las zonas de césped, porque es el gran consumidor de agua.
  • Evite el abuso de fertilizantes, éstos aumentan los requerimientos de agua.
  • Prefiera el riego por aspersión es aconsejable en zonas amplias o con césped. En zonas más pequeñas, use riego por difusión o por goteo.
  • Es preferible regar árboles y arbustos pocas veces aunque con generosidad. Las plantas desarrollarán así mejor las raíces y se harán más resistentes a las sequías.



  • Primero humedezca el auto con esponja y shampoo y después enjuague.
  • Prefiera el lavado con cera.
  • Recuerda que lavar el auto una vez al mes es suficiente.



  • Barra las terrazas, patios y la calle con una escoba, no utilice la manguera. Si es necesario humedecer el piso, use un balde.
  • El agua de las piscinas prácticamente nunca hay que cambiarla; por más verde o turbia que esté, puede ser clarificada con equipo portátil y los productos químicos apropiados.
  • Cubra la piscina mientras no se usa para evitar la evaporación. Si tiene filtro y se limpia con frecuencia una vez a la semana no requerirá el cambio de agua incluso en años.


Municipios

El gobierno ha trabajado desde el 2020 con las municipalidades del país desarrollando un conjunto de medidas y acciones concretas que buscan alcanzar en el menor tiempo posible un Acuerdo Nacional para la Gestión Hídrica Local, y que tiene cuatro ejes fundamentales:

  • Generar una propuesta para la discusión de ordenanzas municipales en todo el país para un uso eficiente del agua en las áreas verdes comunales.
  • Gestionar el uso del agua en todas las instituciones municipales como escuelas o establecimientos de salud.
  • Colaborar con la educación y difusión de mensajes sobre el uso eficiente dirigido a todas las personas de estas comunas para que aporten desde sus casas.
  • Generar alianzas públicas y privadas, de manera tal que las iniciativas que surjan desde las municipalidades puedan encontrar los socios adecuados para cada una de ellas.

  • Realizar una auditoría del agua para conocer, controlar y garantizar el uso eficiente del agua en dependencias municipales.
  • Controlar el consumo de agua a través de la facturación periódica para alcanzar el valor eficiente. Además, de realizar un seguimiento del consumo para detectar a tiempo consumos anómalos por fugas o averías.
  • Habilitar un número de teléfono para dar cuenta de fugas de agua o roturas de cañerías en plazas, parques e instalaciones municipales.
  • Poner en marcha un programa de gestión eficiente del agua en centros educativos, además de la revisión del consumo y recambio de grifería.
  • En instalaciones, cocinas y cafeterías, la elección de tecnología y electrodomésticos eficientes puede suponer una reducción del consumo.
  • Especialmente en verano se recomienda a los municipios un enfoque de riego centrado especialmente a primeras o últimas horas del día, evitando horarios de alta temperatura (por la rápida evaporación del agua), lo que permite aumentar el uso eficiente del agua.
  • Es importante fomentar la plantación de ejemplares vegetales adaptados a baja cuota hídrica, especialmente plantas autóctonas y resistentes a una baja cantidad de riego.
  • Resulta de gran ayuda en el uso eficiente del agua la utilización de riego por goteo.
  • También se recomienda la incorporación de gel retenedor de agua, polímeros que a través de cristales de gel mantienen la tierra húmeda y que reducen la necesidad de frecuencia del riego.
  • Para evitar al máximo el uso del riego, se recomienda la construcción de “plazas duras”, con un mayor uso de ornamentación de cemento, combinado con áreas verdes y especies de bajo consumo de agua.
  • Sustituir o emplear césped artificial en zonas específicas.

Sector Privado

Desde hace un año y medio, el ministerio de Obras Públicas ha mantenido reuniones con grandes empresas y el comercio para generar políticas de cuidado y ahorro del agua potable, tomando en cuenta que son los grandes consumidores de este recurso. Por ejemplo, los 20 principales usuarios comerciales e industriales de Santiago tienen un consumo total que corresponde al de 300 mil personas en un año, con un consumo anual de cerca de 16 millones de metros cúbicos, lo que los convierte en un actor clave en la tarea por la reducción del consumo. Cabe destacar además, que el sector agrícola es actualmente el principal usuario de agua, con extracciones de alrededor un 73%, mientras que la minería y los usos industriales comparten un 15%.


  • Trabajo de concientización respecto al uso responsable del agua entre el personal de las empresas y las propias comunidades donde se emplazan.
  • Aumentar la eficiencia en el uso del agua, lo que se traduce en un incremento en la tecnificación del riego y en la ejecución de obras de conducción y almacenamiento de aguas, dado que en promedio el riego tecnificado permite reducir el consumo de agua por hectárea en un 50%.
  • Promover la adhesión de empresas hacia la medición del uso del agua aplicando metodologías de cálculo internacionalmente reconocidas.
  • Minimizar el riesgo de contaminación de las aguas y optimizar su uso en los respectivos procesos productivos.
  • Disminuir los consumos y detectar de forma temprana las fugas en cañerías dentro de las instalaciones de las empresas.
  • Cambios en la vegetación, prefiriendo ornamentación artificial.
  • Uso de hidrogel para mantener la humedad en zonas de áreas verdes para evitar el regado constante.

Ver más
Ver más
Ver más