Último minuto: Continuar navegando en Gob.cl

Síguenos a través de redes sociales:

Ciclovías: Descarga y conoce los Manuales de Diseño y Construcción

Si bien los manuales contienen recomendaciones y no constituyen normas, se espera que su uso se generalice para contar con infraestructura vial de ciclovías más homogénea, respetando la diversidad de situaciones geográficas y climáticas existentes a lo largo de Chile, las cuales requerirán que sus recomendaciones se adapten a las realidades locales en distintos lugares del país.

La pregunta que inició la formulación de este manual fue “¿qué es una ciclovía de alto estándar?”. Y la interrogante tuvo una respuesta colectiva: organizaciones ciudadanas de ciclistas, municipios y los Ministerios de Vivienda y de Transportes fueron las entidades que participaron en obtener la solución a la pregunta que desembocó, finalmente, en el manual que fue presentado hoy.

Se concluyó que una ciclovía de alto estándar es una que incorpora a la ciclovía como una forma de movilidad urbana, y por lo tanto, va por la calzada, tiene un ancho determinado, tiene una señalética, comparte las señalizaciones del tránsito con los automóviles, no compite con los peatones, sino que se instala dentro de la ciudad con toda la legitimidad de un medio de transporte.

“Una de las metas del Gobierno de la Presidenta Bachelet tiene que ver con ciudades más inclusivas, que realmente acojan no solamente a la diversidad de personas y habitantes, sino que también a los distintos modos de transporte”, Paulina Saball, ministra de Vivienda y Urbanismo.

El objetivo del documento es construir ciclovías de mejor calidad, más cómodas y seguras, en el marco de la medida presidencial que lidera el Ministerio de Vivienda que persigue la construcción de 190 kilómetros de ciclovías de alto estándar.

Los 7 puntos que propone el manual de Diseño de Ciclovías

1. Ciclovías más anchas, deseables de 2,4 metros para bidireccionales y 1,8 para unidireccionales; más cómodas (con curvas suaves y pendientes adecuadas); con separaciones de los autos visibles y seguras en caso de caídas.

2. Ciclovías emplazadas en la calzada y preferentemente unidireccionales, por el lado derecho del sentido del tránsito, porque es el esquema que presenta menos conflictos de operación.

3. Intersecciones a nivel de calzada y operando con las mismas normas de tránsito que los otros vehículos, porque así los movimientos del ciclista son más visibles y predecibles; con definiciones claras para resolver cómo girar, y entrar o salir de las ciclovías.

4. Demarcaciones de color azul en los cruces, para hacer más visible para los vehículos los lugares por donde cruzan ciclistas, ya que las esquinas son las zonas en las que se producen más accidentes.

5. Iluminación pareja, para evitar encandilamientos y uso de luz blanca que ayuda a una mejor reproducción de los colores, da mayor sensación de seguridad y mejora el entorno urbano.

6. Ciclovías con contadores de bicicletas, para monitorear la red y acomodar la oferta de infraestructura si los patrones de viaje aumentan o decrecen. Además, permiten tener información fidedigna de los viajes en bicicleta, lo cual hoy es difícil de obtener.

7. Ciclovías con biciestacionamientos tipo U invertida, los más cómodos y seguros para los ciclistas, para uso de candados, no de cadenas ni cables. La segunda razón más común para no usar la bicicleta es la falta de estacionamientos donde estacionarla.

Descarga el Manual de Vialidad Ciclo-Inclusiva

Descarga el Manual de Construcción de Ciclovías 

Síguenos a través de redes sociales: