Recuperación Económica

Protección de los ingresos de las familias y los trabajadores


El acuerdo propone ampliar y fortalecer medidas que ya se han implementado, como el Ingreso Familiar de Emergencia o la Ley de Protección del Empleo, incorporando nuevas iniciativas complementarias que permitirán resguardar los ingresos y promover el trabajo de municipios, instituciones sanitarias y organizaciones civiles.

marco fiscal moneda con flecha ascendente

Nuevo Ingreso Familiar de Emergencia

El nuevo Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) cambia su diseño para actuar como un complemento a los ingresos actuales del grupo familiar. Lo que abarca tanto a hogares que no tienen ingresos formales como a los que tienen algunos ingresos formales e incluye a familias con ingresos por otros beneficios como la ley de protección del empleo, el seguro de cesantía, el apoyo a trabajadores independientes y a las personas que cobran pensiones contributivas y no contributivas.

El IFE complementará los ingresos formales de los hogares hasta los $100.000 por persona garantizando un monto total (por ingresos propios más el complemento) por un total de $400.000 para un hogar de hasta 4 integrantes.

Para más información y acceso al beneficio, visita www.ingresodeemergencia.cl.

Se acuerda establecer un IFE mensual plano, es decir no decreciente, y posteriormente y según la realidad sanitaria lo indique, se verá la necesidad de prorrogar su vigencia o iniciar gradualmente la disminución de su entrega para transitar hacia la reinserción laboral.

De esta forma, por los primeros 2 meses de aplicación (que coinciden con los 2 aportes pendientes del actual IFE) se otorgará con 100% del beneficio, y para el tercer mes (agosto) se considerará el equivalente al 80%, el que se podrá incrementar al 100% si las condiciones sanitarias así lo ameritan.

Ejemplos:

  1. Hogar de 3 personas, sin ingresos formales.
  2. Recibirá un beneficio de $300.000 ($100.000 por cada integrante)

  3. Hogar de 4 personas, una de las cuales tiene su contrato suspendido y recibe $250.000 del Seguro de Cesantía por este concepto.
  4. Recibirá un beneficio de $150.000 logrando un ingreso total de $400.000 equivalentes a $100.000 por integrante.

  5. Hogar de 2 personas, una de las cuales cobra una pensión de $80.000 y otra tiene ingresos por honorarios de $50.000.
  6. Recibirá un beneficio de $70.000 logrando un ingreso total de $200.000 equivalentes a $100.000 por integrante.

  7. Hogar de 4 personas una de las cuales tiene ingresos por honorarios de $150.000 y otra cesante que recibe $200.000 del seguro de cesantía.
  8. Recibirá un beneficio de $100.000 (4 aportes por el mínimo de $25.000), logrando un ingreso total de $450.000 equivalentes a $112.500.

Recursos Adicionales para Municipalidades, Atención Sanitaria y Organizaciones Sociales


Recursos adicionales para Municipalidades: se establecerán nuevos Fondos Municipales por US$ 120 millones, siguiendo criterios de vulnerabilidad.

Aporte a Organizaciones Civiles: se dispondrá de un fondo de US$ 20 millones para apoyar a organizaciones de distintas áreas, como cultura o salud mental, a través de criterios de asignación públicos, transparentes y con rendición de cuentas.

Gastos en Salud: Se creará una segunda fase del Fondo para la salud COVID-19 para el fortalecimiento de las tareas de la emergencia que permita disminuir la exposición al contagio y enfrentar las necesidades propias de la emergencia sanitaria, con énfasis especial en las acciones que se puedan materializar a través de la red de salud, y el foco en las 8 acciones que se implementen en la atención primaria de salud como trazabilidad y testeo. Este Fondo contará con recursos por $400.000 millones.

Mejoras a la Ley de Protección del Empleo y al Seguro de Cesantía.


Se propone extender la protección del empleo y mejorar el seguro de cesantía siguiendo los mismos plazos de extensión que se establezcan para el nuevo IFE:

  1. Fijar una tasa mínima de reemplazo mientras dure el IFE, equivalente a un 55% para todos los trabajadores, sean estos de contratos indefinidos o de plazo fijo.
  2. Permitir que los ingresos por acceso al seguro de cesantía sean compatibles con el nuevo IFE.
  3. Incorporar medidas de flexibilidad para trabajadores cesantes, aquellos que pierdan su trabajo habiendo hecho uso de la Ley de Protección del Empleo, u otros que no cumplan beneficios actuales, pero que tengan recursos en sus Cuentas Individuales en el Seguro de Cesantía, para que puedan acceder a dichas prestaciones

Apoyo a los Trabajadores Independientes con boletas de honorarios:


El mecanismo de subsidio fiscal a los trabajadores independientes y préstamo será compatible con el nuevo IFE, de acuerdo al Proyecto de Ley ya promulgado. El resto de los trabajadores independientes que emiten boletas de honorarios tendrá acceso a un crédito del Fisco en condiciones preferentes (con períodos de gracia y tasa de interés real de 0%). Dicho préstamo no se considerará como ingreso para efectos del cálculo en el nuevo IFE.

Protección para padres, madres y cuidadores que son trabajadores dependientes formales de niños y niñas en edad preescolar:


Durante el periodo de emergencia sanitaria, concurrente con los criterios de aplicación del IFE, quienes tengan a su cuidado personal y directo un menor en edad preescolar, que no pueda realizar su trabajo habitual a distancia o a través de medios telemáticos, podrá optar por acogerse a la ley de protección al empleo perfeccionada según se ha establecido en este mismo protocolo.