Acuerdo por la Araucanía



Sin diálogo no hay acuerdos.
Sin acuerdos no hay paz. Y sin paz no hay desarrollo.

En su primera gira fuera de la capital el 23 de marzo pasado, sólo 12 días después de haber asumido el mando, el Presidente Sebastián Piñera propuso en Temuco un gran Acuerdo Nacional para el Desarrollo y la Paz en La Araucanía.

Esta gran iniciativa se basa en tres principios:

1. Voluntad de diálogo, acuerdo y búsqueda de paz
2. Reconocimiento y valoración de nuestra diversidad
3. Desarrollo integral e inclusivo para la región









1. Voluntad de diálogo, acuerdo y búsqueda de paz


Se constituirá un Consejo por el Reencuentro de La Araucanía, compuesto por representantes de carácter transversal, de distintos sectores, del más alto nivel y credibilidad de la región, con el fin de realizar el seguimiento e implementación del Acuerdo.


Se continuará con un amplio y permanente proceso de diálogo con los pueblos indígenas, especialmente sobre las medidas de este acuerdo y su implementación.


Se incorporarán medidas que van en directo beneficio a aquellos que han sido víctimas de hechos de violencia en La Araucanía. Aun cuando las medidas no podrán reponer en su totalidad los daños materiales y psicológicos que estos graves hechos han producido, esperamos que ellas sí permitan reponer parte los daños causados y volver a levantar sus actividades económicas, sociales, vivienda.


Ilustracion Libe acá



2. Reconocimiento y valoración de nuestra diversidad


Imagen o ilustración acá


DIVERSIDAD CULTURAL


- Nuevo estatuto que reconoce la función docente de los más de mil Educadores Tradicionales del país.

- Nuevas Bases Curriculares para la asignatura de Lengua y Cultura Indígena.

- Revisión de los contenidos indígenas de los textos escolares de Historia para verificar su pertinencia intercultural y garantizar un tratamiento respetuoso hacia los pueblos indígenas.

- Facilitar la concesión de servicios turísticos en Parques Nacionales a comunidades indígenas para hacerlos parte del desarrollo turístico de estas áreas en armonía a sus tradiciones.

- Transferir a comunidades indígenas mapuches de La Araucanía la propiedad de 98 sitios de significación ceremonial que hoy pertenecen al Estado.

- Potenciar la atención de medicina mapuche, el rol de las autoridades tradicionales, la alimentación saludable propia de los pueblos indígenas, denominaciones de origen, entre otros.


Imagen o ilustración acá


RECONOCIMIENTO CONSTITUCIONAL


- Ingresaremos antes de fin de año una reforma constitucional que incorporará a nuestra Constitución el reconocimiento y la valoración de los pueblos indígenas que habitan el territorio.

- Reconoceremos los derechos a conservar, fortalecer y desarrollar la historia, identidad, cultura, lenguas, instituciones y tradiciones propias de estos pueblos e incorporaremos el deber del Estado de preservar la diversidad cultural del país.

- Ratificaremos el principio de igualdad y no discriminación en el trato que debemos darnos todos los chilenos.

Imagen o ilustración acá


INSTITUCIONALIDAD INDÍGENA Y REPRESENTACIÓN POLÍTICA


- Pondremos urgencia a los proyectos de ley que crean el Ministerio y Consejo de Pueblos Indígenas, que actualmente se encuentra en segundo trámite constitucional en el Senado.

- Se fortalecerán las atribuciones de los Consejos de Pueblos como interlocutor y continuador del diálogo para contribuir de forma efectiva en la toma de decisiones en las materias que le son propias.

- Se propondrá una indicación para que la elección de los consejeros sea realizada por el Servicio Electoral.

- Se propondrá en una ley de cuotas mínimas para promover la participación de candidatos indígenas en las elecciones y se incorporará un incentivo económico a través de un reembolso mayor por voto obtenido por los candidatos indígenas.


Imagen o ilustración acá


DESARROLLO TERRITORIAL INDÍGENA


Medidas administrativas que permitan potenciar iniciativas productivas en los territorios sin limitar actividades y sin afectar ni disminuir el patrimonio de tierras indígenas, resguardando que la propiedad permanezca en manos indígenas:

- Ampliar la posibilidad para que las comunidades puedan suscribir contratos de arriendo, mediería o aparcería en sus tierras, aumentado el plazo máximo permitido.

- Permitir a las comunidades titulares de tierras que pueden dividir el título común y generar títulos individuales de dominio para los miembros de la comunidad.

- Disminuir el plazo de la prohibición de enajenación entre indígenas de tierras adquiridas con fondos de la Conadi.

- Clarificar las reglas aplicables a la permuta de tierras indígenas por personas no indígenas con especial foco en tierras que se encuentran en áreas de expansión urbana.

- Permitir que las asociaciones indígenas puedan postular al Fondo de Desarrollo Indígena.

- Mejorar la cobertura de subsidios para fomentar la productividad de las tierras indígenas.



3. Desarrollo integral e inclusivo para la región






El Plan Impulso Araucanía es un plan especial de desarrollo económico y social que será el impulso que necesita la región para sacar a la región del retraso en que se encuentra.

Considera una cartera inicial de 491 proyectos de inversión pública a desarrollarse en un periodo de 8 años. Esta cartera de proyectos de inversión equivale a un aporte de cerca de US$8.043 millones para el periodo 2018 a 2026, es decir, un promedio de inversión de US$894 millones por año.

Se refiere a una priorización ejecutiva de iniciativas concretas que iniciarán el camino al desarrollo, enfocadas en las zonas con mayores rezagos y aquellas con potencial de desarrollo en los tres ejes productivos priorizados (reconversión agrícola, turismo y energías renovables).






La búsqueda de una cultura de confianza y de paz parte por atender y satisfacer las necesidades de personas y familias de distinto origen y condición que han sido afectadas gravemente en su seguridad y en sus bienes, lo que les ha causado mucho sufrimiento, dolor y han visto caer su fuente de ingresos.

Entregaremos medidas de apoyo a estas familias, que actualmente son 420 personas, y que ciertamente no podrán reponer en su totalidad los daños materiales y sicológicos que estos graves hechos han producido, pero les permitirá volver a levantarse y volver a poner en marcha sus actividades económicas y sociales.

La precariedad en los títulos de dominio de tierra y agua dificulta la movilidad del recurso y su uso como garantía, impidiendo la transición a una agricultura más eficiente y moderna.

El primer desafío fue realizar una recopilación de información georreferenciada respecto a las tierras y aguas, que será utilizado para tomar mejores decisiones y orientar los instrumentos de apoyo, al conocer la disponibilidad de tierras idóneas para diversas actividades productivas y de servicios por parte de las comunidades.

En segundo lugar, en esta región hay más de 10 mil títulos rezagados, y aunque ya se han iniciado los procesos de ingreso para la mayoría, se realizarán esfuerzos por resolver todos antes de 2022. Además, 98 de estos títulos corresponden a sitios de alta significancia ceremonial para la cultura mapuche, como son los cementerios o “eltuhue”, por lo que su regularización será prioridad para demostrar respeto y entregar seguridad respecto al destino de estos lugares.

Finalmente, el apoyo de este ministerio es clave para los proyectos turísticos de incorporación de administración de las comunidades indígenas en los parques nacionales de Nahuelbuta, Conguillio y Huerquehue.

Las buenas condiciones de la vivienda y el entorno son la principal vía para mejorar la calidad de vida, porque permiten formar hogar y comunidad, y porque, aunque los materiales como el cemento permiten construir una vivienda, los materiales con que se construye un hogar y una comunidad son más sólidos y más permanentes, y son los valores que queremos que guíen la convivencia en la región, para lograr entornos de confianza y paz.

Así, apoyaremos la formación de hogares en la región, con el fortalecimiento de los fondos de subsidios dirigidos a sectores medios y familias vulnerables, además de los relacionados a programas de mejoramiento, sobre todo considerando las necesidades específicas de la región, como las diferencias de clima o los niveles de ruralidad, y de construir entornos para mejorar el entorno y la calidad de vida.

El Parque Cautín de Temuco incorporará casi 28 hectáreas de áreas verdes, aumentando de 3,9 a 4,96 metros cuadrados de áreas verdes por habitante de la comuna de Temuco, y el puente Treng-treng Kay-kay, que contempla un diseño de la cultura y mitología Mapuche que mejorará notoriamente la conectividad entre Temuco y Padre Las Casas.

La región tiene la red de caminos más grande del país, pero la menor proporción de caminos pavimentados. Esta situación adquiere mayor importancia debido al alto índice de ruralidad y localidades dispersas en la región, lo que justifica el bajo acceso a servicios básicos como agua potable.

El desafío del MOP al 2026 es mejorar más de 1.100 kilómetros de caminos básicos y más de 4.700 km de caminos indígenas. Además, la tasa de instalación de arranques de agua potable rural se aumentará en un 81% respecto al promedio de los últimos 4 años, entregando este servicio a más de 8.100 familias.

El MOP adquiere mucha importancia también en los grandes proyectos de fomento turístico, con la pavimentación de carreteras, mejoramiento de aeropuertos, entre otros.

Para que el desarrollo sea verdadero, tiene que ser integral, inclusivo y sustentable, tiene que ser amistoso y respetuoso con el medio ambiente.

Porque tenemos que cuidar la naturaleza que hace a esta región tan privilegiada, y que es también la casa común en la que vivimos ahora pero también la que dejaremos a las generaciones futuras.

La ciudad de Temuco ha tenido 111 episodios de contaminación este año, originado en mayor parte por el uso intensivo de leña, y, por otro lado, los dos lagos más importantes de la región tienen un capital natural que la hace uno de los territorios más visitados de Chile.

Por lo mismo, se desarrollarán redes de monitoreo de la calidad de las aguas de la cuenca del lago Villarrica, y los principales lagos de la región, que permitan proteger el capital natural de la región.

Las principales iniciativas van en estas mismas líneas: recambiar más de 27 mil calefactores y/o cocinas a leña en un plazo de 5 años, construir más de 25 puntos limpios, además de la protección de la biodiversidad regional y la implementación de medidas de corto y mediano plazo en comunas de la región, donde no hay monitoreo, pero se evidencia mala calidad del aire producto del uso de leña para calefacción.

La educación es la clave del progreso tanto personal como social y el principal instrumento para crear una sociedad de oportunidades para todos, considerando y valorando la diversidad de la región. Diversidad que se refleja, además de en la cultura indígena, en aspectos como una alta ruralidad (el 75% de los establecimientos son rurales), y que ha tendido a aumentar las brechas en calidad y niveles de aprendizaje.

Por eso, las iniciativas se concentrarán en reducir las brechas de nivel educativo y una especial articulación con el sector productivo para valorizar la educación técnico profesional en todo el país con la instalación de 10 liceos bicentenario TP en la región, considerando los excelentes resultados que han obtenidos los 5 liceos bicentenario ya en funcionamiento en la región.

El convenio público-privado con la Fundación Araucanía Aprende, enfocado en niños de sectores vulnerables, abarcará 300 escuelas con apoyo para alcanzar niveles adecuados en lectoescritura. Se espera que desde el año 2019 y en 4 años se reduzca de un 60% a un 15% la cantidad de estudiantes con niveles de lectura insuficiente.

Además, este es un ámbito donde adquiere mucha importancia la valoración y reconocimiento de los más de mil educadores tradicionales, para transmitir la cultura y la lengua indígena, quienes se verán beneficiados del nuevo estatuto.

Focalizada en una profunda modernización de la infraestructura hospitalaria de la región, que incluye los edificios de 10 nuevos hospitales que aportarán en total 760 nuevas camas, de las cuales 300 son adicionales.

Considera también el equipamiento y las tecnologías, de forma tal de poder disminuir las brechas históricas y también dar un gran salto adelante en calidad. Además, la ciudad de Temuco será una de los 5 polos de desarrollo nacional de Alta Resolutividad en el tratamiento del Cáncer.

Las iniciativas consideran la realidad rural y dispersa de la región, incluyendo medidas como darle carácter formal a las más de 140 estaciones médico rurales que constituyen un espacio de atención muy importante en poblaciones rurales dispersas y lugares aislados.

Además, este ámbito es muy importante para reconocer y valorar la diversidad cultural, por lo que se fomentará y resguardará la práctica de la medicina ancestral.

Finalmente, este ministerio será muy importante en las tareas de resoluciones sanitarias necesarias para acelerar la cobertura de agua potable rural y para otorgar certificaciones para la venta de productos de pequeños emprendedores del mundo rural.

La región tiene las más altas tasas de pobreza del país, y la meta es hacer converger estas cifras al promedio nacional.

Si bien las mejores herramientas para combatir la pobreza y promover la movilidad social son la educación y el empleo, el Ministerio de Desarrollo Social tiene la misión de coordinar la política social y asegurarse de que ésta es focalizada en quienes más lo necesitan.

Las principales diferencias entre la población perteneciente a pueblos indígenas con respecto a los no pertenecientes son su marcada ruralidad y su mayor incidencia en ambos tipos de pobreza (por ingreso y multidimensional).

El cambio climático ha modificado las condiciones de clima de la región, generando una oportunidad enorme de reconversión agrícola desde la ganadería y la plantación de cereales, hacia la plantación de variados frutales, que son una mejor alternativa económica y de exportación.

Es la oportunidad de desarrollar una agricultura moderna y de mayor valor agregado, con apoyo técnico y comercial a los pequeños productores, fomentando las ventajas que la asociatividad representa para ellos, y con las condiciones de riego necesarias, actualmente de baja eficiencia e insuficientes sistemas de acumulación. Esto considerando que en la región son más de 300 mil las personas comprometidas directa o indirectamente con labores agrícolas.

En este contexto, se han seleccionado 4 distritos agroclimáticos (DA) (llamados como Traiguén, Loncoche, Angol y Temuco, que contienen más de una comuna cada uno), que reúnen condiciones comunes para un mayor potencial para la plantación de frutales, y, por lo tanto, donde se pretende concentrar la asociatividad.

El objetivo general del Plan Impulso en su eje de Agricultura es aumentar la competitividad a través de la promoción de la inversión pública y privada para de esta forma mejorar los ingresos de las familias rurales y el desarrollo integral de los territorios, aprovechando las condiciones agroclimáticas presentes en esta región. Es dar apoyo completo para la reconversión, que abarca desde una línea especial de crédito, hasta la comercialización de los productos, incluyendo la generación de confianza entre los actores del territorio.

Las metas son aumentar la superficie de frutales, viñas y hortalizas de 15.000 a 60.000 hectáreas al 2026, de las cuales 6.320 hectáreas corresponderán a la pequeña y mediana agricultura, además aumentaremos a 200.000 las hectáreas de cereales con valor agregado, además de fortalecer a los pequeños productores con programas de capacitación, instrumentos de apoyo a la inversión, transferencia tecnológica y asociatividad, considerando que en la región, el 80% de los predios es de menos de 50 hectáreas.

Además, se busca aumentar en 30.000 (un 50% adicional) las hectáreas regadas en la región, y apoyar fuertemente la pequeña agricultura a través de los programas de INDAP. La región será la primera en implementar la Política Nacional de Desarrollo Rural.

La ubicación geográfica estratégica de la región que le concede variadas y dispersas bondades naturales y Parques Nacionales como atractivo turístico en toda época del año, genera una oportunidad de potenciar el turismo de nicho al más alto nivel, y más todavía si se complementa y enriquece con la historia y cultura de los pueblos indígenas que habitan este territorio, fomentando el turismo rural, étnico y de experiencia.

La región tiene un importante número de atractivos turísticos, principalmente ligados a su patrimonio natural, enriquecido con la cultura ancestral viva del pueblo mapuche, además de Áreas Silvestres Protegidas, volcanes, termas, ríos, lagos y balnearios lacustres en los cuales se combina el turismo de sol y playa junto con una variada gama de actividades deportivas y de aventura, y de contacto con la naturaleza.

Las actividades anteriores, además conviven con celebraciones religiosas, fiestas tradicionales propias y típicas del ámbito rural, así como con aspectos de la cultura mapuche como su artesanía, sus costumbres y tradiciones, sus sitios culturales, su gastronomía y su cosmovisión.

En este contexto, se han seleccionado 5 destinos turísticos (DT) (Lacustre, Andina, Temuco, Costa y Nahuelbuta), que reúnen condiciones para un mayor potencial para el desarrollo turístico de tipo especializado.

El objetivo general del plan impulso en su eje de Turismo es hacer brillar sus potencialidades, a través de su puesta en valor para la difusión y promoción que permita posicionar la oferta comunal y regional tanto en mercados nacionales como extranjeros, y enriquecer esta actividad con la historia y cultura mapuche, presente en toda la región.

La región tiene 13 Áreas Silvestres Protegidas del Estado, y 4 de ellos se desarrollarán como proyectos de alto estándar sustentable en los parques nacionales Conguillío, Nahuelbuta, Villarrica y Huerquehue, además de identificar comunidades indígenas a fin de elaborar planes de trabajo que les permitan participar en la administración. Se trasformará en monumento natural Cerro Ñielol en polo atractivo, natural, cultural y deportivo, y desarrollaremos dos rutas patrimoniales, Ruta del Imperial al Lago Budi y Ruta Ranquil al Cautín.

La riqueza cultural de la región la potenciaremos con el desarrollo de nuevos productos turísticos mapuche con los llamados “Paraísos indígenas”, con emprendedores y/o empresarios mapuches preferentemente, agrupados en comunidades, y que sean catalizadores del surgimiento de nuevos polos de atracción turística indígena y con pertinencia cultural local.

Aumentaremos el número de prestaciones de servicios turísticos registrados, vinculando organizaciones a encadenamientos productivos, formalizando empresas y apoyando nuevas empresas para la obtención de resoluciones sanitaria, siempre acompañado con la capacitación para fortalecer a los prestadores de servicios turísticos.

Y contamos con el apoyo de la oficina GPS del Ministerio de Economía para la instalación de grandes inversiones turísticas en la región. Además, se harán las gestiones para mejorar la conectividad aérea de la región con el resto del país, para lo q se realizará el mejoramiento del aeródromo de Pucón; y se reconstruirá el Mercado de Temuco, obra emblemática desde la perspectiva del comercio y del turismo.

Finalmente, resguardaremos la pesca recreativa para el fomento del turismo, con el Programa Aguas continentales Araucanía, que permitan a la región ser considerada como un Destino internacional en la pesca recreativa.

La condición de “corredor de viento”, por el alto potencial para el desarrollo de proyectos de energía eólica, que ya se ha empezado a materializar con la instalación de los más grandes proyectos del país, representan la tercera oportunidad de desarrollo de la región, en torno al desarrollo de las energías limpias y renovables.

En este contexto, se han seleccionado 3 fuentes de energía renovable con alto potencial en la región, para identificar los lugares donde se pretende concentrar las acciones que fomenten la instalación para reducir las brechas de acceso de energía en la región: Potencial bioenergético (potencial teórico de 242MW), Potencial Hidroeléctrico (potencial teórico de 1.862 MW), y Potencial Eólico (potencial teórico de 1.933 MW).

El objetivo general del Plan Impulso en su eje de Energías Renovables es aprovechar las condiciones privilegiadas para recibir proyectos y grandes inversiones de energías limpias. Entre las metas se encuentran llegar a 1.400 familias beneficiadas con suministro eléctrico estable las 24 horas del día, apoyar a más de 300 emprendedores, y acompañar la instalación de proyectos en base a generación eólica y minihidro que posibilitarían la entrada de aproximadamente 290 MW a la matriz regional, apalancando una inversión privada de cerca de US$ 550 millones.

El desarrollo de los proyectos energéticos sustentables en base al potencial de energías renovables con las que cuenta región, apuntan a que la capacidad instalada de generación eléctrica de La Araucanía alcance sobre los 700 MW, con el término de la construcción de los 4 proyectos de generación eólica que contribuirán con 201 MW a la matriz regional y consideran en su construcción cerca de 660 trabajadores. Para ello se ha focalizado el apoyo del Ministerio en facilitar la tramitación óptima de proyectos y Permisos Ambientales Sectoriales, y promover un diálogo temprano y asociativo en la relación de los proyectos y las comunidades.

Se impulsará el Plan +Energía, que considera un conjunto de medidas de gestión que permitirá la reducción en promedio de un 25% en el tiempo de tramitación ambiental de los proyectos que se acojan, antes del ingreso a los sistemas de evaluación o en cualquier momento previo en caso que lo amerite, mediante el seguimiento de la tramitología de los proyectos y la propuesta de soluciones técnicas.

Contribuir a reducir las emisiones de material particulado y hacer uso del potencial energético de la biomasa a través del fomento del proceso de formalización de la leña seca en el mercado regional, regularizando los biocombustibles sólidos, estableciendo especificaciones técnicas y un reglamento de aplicación para la comercialización de la leña en zonas urbanas.

El objetivo principal es generar condiciones para favorecer la inversión, el desarrollo productivo, y el emprendimiento en los territorios y sectores priorizados por el Plan Impulso Araucanía, a fin de ampliar las oportunidades de trabajo, ingreso y bienestar para las familias.

Las medidas propuestas apuntan a promover la materialización de inversiones productivas que favorezcan la reactivación económica de la región, propiciar la generación de ideas y el desarrollo de productos turísticos innovadores, escalables y dinámicos, apoyar iniciativas empresariales económica y socioculturalmente sustentables que permitan el desarrollo de proyectos de desarrollo productivo indígena.