Gobierno de Chile

Menú móvil

Gobierno de Chile

31726708000_3784a33140_k
Enero 5, 2017

Etiquetado influye en decisión de compra de más del 90% de quienes reconocen los sellos

La Ministra de Salud, Carmen Castillo, acompañada del Subsecretario de Salud Pública, Jaime Burrows, dio a conocer la evaluación realizada a la implementación de la Ley sobre “Composición Nutricional de los Alimentos y su Publicidad”, a seis meses de su entrada en vigencia.

Entre los resultados entregados en la jornada, la Secretaria de Estado informó que el estudio sobre precepción ciudadana, elaborado por el Instituto de Comunicación e Imagen de la Universidad de Chile, arrojó que la presencia de sellos de advertencia “ALTO EN” -en alimentos que superan los límites establecidos por el MINSAL en azúcares, grasas saturadas, sodio y calorías- influye en la elección de compra del 91,6% de las personas que comparan los sellos.

“Lo que estamos viendo es que las personas están tomando decisiones evaluando esta imagen, el octágono puesto en las partes frontales de los alimentos, y eso es muy importante”, señaló la Ministra. Agregó que esta ley ayuda a “que las personas puedan tomar mejores decisiones de compra”, y facilita que decidan sobre “qué y cómo comer, y qué quieren para el futuro de sus hijos, en un contexto de alta prevalencia de obesidad y sobrepeso” en nuestra población.

El análisis de la Universidad de Chile también mostró que el 92,4% de los encuestados evalúa como “bien o muy bien” la obligación de etiquetar con sellos de advertencia los alimentos “ALTOS EN” azúcares, grasas saturadas, sodio y calorías. Asimismo, el 91,3% considera que está “bien o muy bien” prohibir su venta en establecimientos escolares. Mientras un 74,5%  estima como “bien o muy bien” la prohibición de su publicidad cuando está dirigida a niños y niñas menores de 14 años.

Respecto de cambios que se pudieran observar en el comportamiento de consumo de las personas a largo plazo, añadió que “estas evaluaciones las tendremos que ir haciendo en forma progresiva. Esperamos que nos demuestren a futuro una baja en la obesidad y las mejoras en la alimentación de las personas”.

31983779771_41b96554d3_z

Cambios en la composición de los productos

Otro aspecto positivo tras la implementación de la ley han sido los cambios en la composición de varios alimentos, destacó la Ministra Castillo. “Hemos observado mejoras principalmente en los productos lácteos y en los cereales, en cuanto a las proporciones que traen respecto a los distintos nutrientes críticos y eso es para nosotros tremendamente relevante”, afirmó.

En esa línea, el Subsecretario Burrows precisó que “prácticamente un 65% de los productos lácteos han sido modificados para estar bajo los niveles que ha establecido el Ministerio de Salud como límite. Los cereales bajaron cerca de un 30% y en el caso de las cecinas y hamburguesas, redujeron un 48% sus nutrientes críticos, es decir, casi la mitad de estos productos han tenido reformulaciones”.

El Subsecretario de Salud Pública manifestó que el Ministerio de Salud espera “que de aquí al próximo año sigamos viendo mayores disminuciones. Sabemos que hay empresas que siguen en los procesos. No todos los procesos industriales son fácilmente adaptables a las modificaciones y hay empresas que están haciendo inversiones. Por ejemplo, para poder reemplazar dentro de sus fórmulas el azúcar por edulcorante de otro tipo, sin perder la calidad del sabor que los hace atractivos para sus clientes”.

Cumplimiento de la legislación

Respecto de las fiscalizaciones al cumplimiento de la ley, las autoridades dieron cuenta de un 64,4% de cumplimiento en las inspecciones de supermercados y distribuidoras de alimentos, establecimientos educacionales, cines y elaboradoras de alimentos. “El porcentaje restante corresponde mayoritariamente a infracciones que se verificaron en los primeros dos meses”, precisó Burrows.

Entre las causales que dieron inicio a sumarios, el 67,5% se debió a la falta de rótulos, rotulaciones en lugares incorrectos o incompatibles. Un 45,4% fue producto de la venta de productos con sellos de advertencia al interior de establecimientos educacionales. En tanto, un 12,4% estuvo relacionado con el incumplimiento a las disposiciones relativas a la publicidad de alimentos “ALTO EN”.

Noticias relacionadas:

Síguenos a través de redes sociales: